Plancton Gallery

Placton Gallery

Photo by: Guacimara García Hernández

 

 

Me soñaste
de vientos y brújulas,
cuadernos de bitácora

Pleamar.

Archipiélagos de lavanda
en trazos turquesa

Varada de caracteres jeroglíficos
en la isla de Arran.

Me soñaste
entre guerras acuáticas.

Abandonada en San Borondón
los ocasos que pincelabas desde el faro.

Etérea
en mi condición de monstruo marino

Soberana de reinos de sal.

Etimología

Etimología, Expresso en el Aeródromo

Photo by: Guacimara García

Dolor,
la magnitud del espacio vacío desconocido.
Nacer y flotar
en un río sin desembocadura.
Explotar en un estuario sin márgenes

Caer en el peso del delirio,
brillar en la distancia del olvido,
esperar eternidades requisadas de tiempo.

Dolor,
vomitar nebulosas,
segregar corrientes rasgadas de oscuridad,
transpirar infiernos de ignorancia

Partos de materia abstracta,
dimensiones de ecos insondables,
diccionarios en blanco.

Magma

Magma, Expresso en el aeródromo

Photo by: Guacimara García Hernández

Madre Oceánica
de turbulencia violenta
dibujas mandalas en la falda de tus olas

Madre coral
ojos invisibles,
llamaradas en la boca
centellean tus corrientes de Vía Láctea

Madre huracán,
ondulada en tu cabello azul

perdóname la prisa,
reza por mi prosa.

Madre ladera
volcánica en tu vocación de guardiana

bendecidas las cordilleras de tus caderas
senos divinos de arboleda enigmática

Madre Alisio
perdóname la amnesia de vivir.

We don’t dance any more

We don´t dance any more

Me miras como si el mundo fuera a acabarse,
como si fuera a acabarse
y yo tuviera en mis manos el armamento nuclear.

Caminamos por parajes tan extranjeros,
tan alienígenos,
que nos rendimos a ser extraños.

Me hablas desde dimensiones tan lejanas
que tus palabras pierden lenguaje
convirtiéndose en un código apócrifo

me desquieres cada día
cada día un poco más
me desquieres lentamente

y
aunque me quieres,
me quieres

me desquieres.

 

Te miro como si el mundo fuera a acabarse,
como si fuera a acabarse
y tuvieras en tus manos el armamento nuclear.

Caminamos por parajes tan extranjeros,
tan alienígenos,
que nos rendimos a ser extraños.

Te hablo desde dimensiones tan lejanas
que mis palabras pierden lenguaje
convirtiéndose en un código apócrifo

te desquiero cada día
cada día un poco más
te desquiero lentamente

y
aunque te quiero,
te quiero

te desquiero.

Haunted silence

Haunted silence

Photo by: Guacimara García

 

Lo que dices,
batir de verbos.
Aquello que dicen
tumulto en redoble.

Los tejidos del viento
Vacío en los vacíos

La expedición del silencio
Huecos, rendijas, apelmazados de ruido.

Estruendo voraz
locuaz
guerras sofisticadas de armas vocales.

Holocausto

La ciudad, cual Saturno, nos devora.

El silencio está maldito.

Of light and black holes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Photo by Santiago Calviño Pardo

Where are you?
Doomed in the underworld?

I remember your smile, full of life!
Life was indeed exuding from your every pore.

You were beautiful and your naivety
perfect in your trustworthiness
bright as a summer´s day.

But your shadows!
And yet, they were nothing but shadows
No black holes eating up everything but your apathy.

I wonder,
if I say your name,
would you appear right next to me?

I would greet you with a warm embrace,
I would reassure you,
I would stroke your hair as if you were a child,
Oh, I would!

I would spare you every second of pain
whispering in your ear
everything is going to be alright

you would look at me
with those alive eyes of yours
and you would tell me
‘I know, I know,
I have been swallowing constellations long enough’.

I see you in my reflection,
however, that is not you.

Palacios de mirra

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Photo by Santiago Calviño Pardo

 
La oscuridad rotunda de la noche
en un cielo desnudo.

El frío a cincuenta grados
comiéndose las articulaciones.

El clamor atroz de una ciudad descompuesta
Los rascacielos cuales molinos de Don Quijote.

El caos, divisa de reyes
Princesas de negro morando palacios de carbón

Petróleo,
estirpe,
petróleo,
sangre,
petróleo,
abolengo…

Desiertos de polietileno
Transacciones, comercio del alma.

Fragancias de una tierra estéril
Especias,
perfumes,
podredumbre,
incienso…

El calor helando las distancias
El ardor transmutado en calígine
verdugo de los piratas en busca de la isla del tesoro.

Could have

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Aprendimos a saborear el café, el vino,
Bach

Ya no tenemos tiempo para perderlo
y el que perdimos fue una inversión de riesgo

Hoy que somos lo que somos
¿Quiénes somos?

Ahora que no cantamos
hasta aliviar el dolor de estar vivos,
vivas

Que sabemos absolutamente nada …
nos dicen que los años nos vuelven sabios

Justo aquí, allí

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Ahora que somos otros
habitaré rincones de escurrido silencio
donde muge el ayer
rugen las promesas incumplidas,
el clamor de no encontrar el propósito de sus vidas.

Somos,
extranjeros oriundos
colonizando tantos lugares
de belleza tan rotunda
que duelen cada una de la articulaciones,
la respiración, especialmente la respiración.

Ahora que nunca seremos ciudadanos
y expatriada del saco de tus huesos,
perseguiría tus diluidas huellas
mas hay tantos lugares que amar…
y yo soy tan débil
que voy solicitando certificados de residencia.

Hallelujah

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Photo by: Guacimara García Hernández

“And I’ve seen your flag on the marble arch
And Love is not a victory march
It’s a cold and it’s a broken hallelujah”

 

 

 

 

 

Viajar contigo es danzar bajo la lluvia

cuando el frío se cierne sobre nosotros
que venga a mí tu reino
que no nos tengamos que pedir perdón
que la eternidad sea un segundo más juntos

cuando nuestras miradas se crucen
no haya más redención que sabernos
más himnos que nuestras palabras

que las plegarias que entonen nuestros labios
sean nuestros nombres

que cuando cruce la manos en oración
te encuentre
y pueda entonar un aleluya.