Testigo de la sinrazón

 

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Photo by: Santiago Calviño Pardo

 

Creo entenderlo
No hay más eternidad que la del «todo pasa»
Y los campos donde corrí descalza
¿No serán eternos?

¡Labraderos y jornaleros de legados!
¿Dónde he de escombrar mis triunfos?
Cuando llevo demasiado tiempo cavando fosas
para dar sepultura a la rabia que se alimentó de mi mano.

Este montón de huesos alcalinos
Con estruendo metálico
reclama del verbo
un visado para el infinito.

¡Labraderos y jornaleros de legados!
No deja de ser paradójico
ahora que lo entiendo.

Esta entrada fue publicada en Poemas.

2 comentarios el “Testigo de la sinrazón

  1. Pedro dice:

    Fluidez y misterio…Precioso poema, como la vida misma, me alegro un montón de que inicies esta aventura Guaci, tus poemas merecen visado universal 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s