Proeza literaria

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Como libros
mi único sustento

mi digestión se vuelve lenta
porque mastico demasiado rápido.

Se me hace la boca agua
cada vez que de tu aliento
se persiguen
versos, relatos, cuentos.

No puedo evitar escribir en tus labios,
para luego borrarlo todo
a bocados, besos.

Y en un juego tonto de manos
intentas caligrafiar mi cuerpo

mas en mi cuerpo sólo cabe una palabra.

Urbe bucólica

Photo by: Santiago Calviño Pardo

Photo by: Santiago Calviño Pardo

El campo gravita
en un grave gravitar galáctico.

Es un campo de azucenas
¿Pueden ser grises las azucenas?
Niegas con la cabeza

este es sólo el incendio crepuscular.

El campo navega por el cielo
con la palidez fortuita
¿Del silencio o del eco?
Miras escéptico ese campo, este cielo.

Las espigas celebran su cónclave
dispuestas a comerse el cierzo.

Escuchas atento el contoneo del viento,
el diente de león se resiste a seguir la cadencia.